Ser conservador es el nuevo punk.
Ser conservador es el nuevo punk.

Cuando el Cristo del Gran Poder pidió refugio en una nave industrial

 

La historia que sigue tiene como protagonista al Cristo del Gran Poder. Pero no es una historia de Semana Santa. Tiene también como protagonista a un futbolista del Sevilla. Pero tampoco es una historia de fútbol. O no solo es una historia de fútbol ni es solo una historia de Semana Santa. Es una historia a un tiempo mágica y real, exactamente como la ciudad en la que transcurre: Sevilla.